Ahora que ya han pasado las navidades, puede ser que hayas tenido la suerte de poder catar un poco de marisco, o quizá te hayas quedado con las ganas de hacerlo para acabar el 2017. No te preocupes, quieras repetir menú o probarlo por primera vez este 2018 te vamos a contar dónde comprar centolla gallega online y cómo prepararla para que ese antojo que tienes se pase, al menos de forma momentánea.

Lo primero que debes saber es que comprar marisco online es una opción más que válida y rentable, sobre todo para aquellos que no dispongan de una lonja cerca o vivan en el interior del país. Al comprar la centolla de forma online te aseguras que el precio no va a estar inflado por fechas señaladas como la Navidad o el Fin de año. Otra de las ventajas que tiene el comprar centolla online es que te puedes asegurar de que estás comprando marisco de buena calidad, recomendamos comprar siempre centolla gallega en vez de la francesa o la inglesa.

 

Conviene siempre elegir Centolla Gallega frente sus congéneres Ingleses y Franceses.

 

Esta centolla se captura en las costas de Galicia, en el Noreste español y destaca por su potente sabor, su característico color rojizo y las vellosidades que tiene en el caparazón. Esto la hace muy superior a sus congéneres francesas o inglesas, que además de no tener tanto sabor, son de un color más claro y su carne no tiene la consistencia deseada. Por todas estas razones comprar centolla gallega online es una de las mejores maneras para poder consumir un buen marisco en tu mesa, de buena calidad y siempre al mejor precio, ya que por lo general las mejores cetáreas garantizan sus precios en las ventas online, desobedeciendo a las posibles inflaciones del mercado.

Otro de los puntos más importantes para poder disfrutar de un buen plato de Centolla es saber prepararla, siguiendo la receta típica y tradicional de Galicia. Para que vuestra centolla esté lo más buena posible, debéis seguir estos pasos a la hora de prepararla:

 

A la centolla gallega conviene siempre prepararla según la receta original.

 

Siguiendo la receta tradicional gallega la centolla se cuece en agua de mar, pero lo ideal es representar en el agua de cocción una saturación de sal parecida a la del agua marina. Para ello ponemos una olla alta y grande con 70 gramos de sal por litro de agua, la cantidad de ésta sería aproximadamente unos cinco litros por pieza. Después deberíamos echar a cocer la centolla en agua hirviendo, contando desde el momento de echar la centolla al agua y ésta vuelve a hervir, los minutos de cocción.

Según el peso de la pieza necesitaremos más cantidad de tiempo para prepararla en su punto. Para un tamaño de medio kilo a un kilo lo ideal son 17 minutos de cocción, aumentando 4 minutos por cada medio kilo extra.

En cuanto la centolla está cocida, la retiramos del agua y se aconseja consumirla a continuación y no guardarlo en la nevera, pues ésta le cambia la textura a la carne haciendo que se quede reseca.

Así que ahora ya no tienes excusas, ya sabes dónde comprar centolla gallega online y cómo prepararla, así que solo te queda disfrutar de este delicioso plato que el mar nos ofrece. ¡Buen Provecho!