El percebe es uno de los grandes desconocidos del mar. Muchas personas aún no saben cómo comerlos, y tienen dificultades para saber si están frescos o ya han sido cocidos. Desde Cetárea Burela vamos a explicártelo y también contarte cómo saber si los percebes están malos.

A la hora de identificar si los percebes están buenos o no, se siguen más o menos los mismos procedimientos que con los demás mariscos. Vamos a verlos a continuación.

Cómo saber si los percebes están malos

La primera señal es, por supuesto, el olor. Si los percebes no huelen bien, con su característico aroma a mar, es que están malos. En cualquier caso, precisamente por ese olor a mar que tienen, no siempre es sencillo identificarlos de esa manera, a no ser que directamente apesten.

Cómo saber si un percebe es bueno, malo, está fresco o cocido

A partir de ahí, debes fijarte también en el tacto. Deben notarse ligeramente húmedos y también suaves. El propio color es otro elemento distintivo. Debe mantener el negro natural. Si quieres asegurarte de comprar siempre los mejores frescos, no dudes en hacerlo en nuestra web. En Cetárea Burela solo vendemos producto fresco.

Cómo saber si un percebe está fresco o cocido

El color es el elemento distintivo aquí. Si la piel ha tomado un tono a rojo vivo o rosado es que el percebe ya ha sido cocido previamente. Si mantiene el negro natural y se siente húmedo al tacto, es que aún sigue estando fresco. Si luego quieres cocerlos, aquí te explicamos cómo.

Como ves, el percebe es un marisco que aún guarda muchos secretos. Aunque en Cetárea Burela ya los sabemos todos. También sabemos lo deliciosos que son y lo que te gustaría contar con ellos ocasionalmente en tu mesa. Por ello, ponemos a tu disposición diferentes packs que puedes adquirir, pudiendo seleccionar entre medio kilo o un kilo completo y entre pequeños, medianos, grandes y top.