¡Oferta!

Nécoras

Pieza

42.90 60.50 

Cantidad: Pieza
Nécora (Txamarra) ¿Buscas dónde comprar nécoras vivas en Madrid o en cualquier parte de España? Tanto si quieres comprar nécoras frescas o si quieres comprar nécoras cocidas, cuenta con nosotros. La nécora gallega es un delicioso marisco que destaca por su variedad de sabores dependiendo de la parte que se degusta. La forma de comerlas preferida en Galicia es cocida. Desde nuestra tienda de marisco online y pescados te la servimos ya preparada o cruda, para que la disfrutes. ¿Y cómo reconocer que la nécora que vas a comprar es gallega? Pues muy fácil, lo primero porque está riquísima, pero hay más. Si pasamos un dedo por encima de su cuerpo, por el caparazón de la nécora, descubrirás una sensación suave, como acariciar el terciopelo. Si al acariciarlo te parece que estás pasando el dedo por la piel de un melocotón, es entonces cómo sabrás que tienes ante ti un productazo delicioso. Las nécoras frescas que no son gallegas, que provienen de fuera son más lisas y están desprovistas de esas finas vellosidades propias de las de nuestras aguas, como también carecen del excelente sabor que reside en su interior. El color de las nécoras gallegas es de un color gris pardo, las nécoras que no son gallegas son más pálidas. Al comprar nécoras cocidas o nécoras vivas en Cetárea de Burela te aseguras de que todo lo que damos procede de Galicia.
Nécora (Txamarra) ¿Buscas dónde comprar nécoras vivas en Madrid o en cualquier parte de España? Tanto si quieres comprar nécoras frescas o si quieres comprar nécoras cocidas, cuenta con nosotros. La nécora gallega es un delicioso marisco que destaca por su variedad de sabores dependiendo de la parte que se degusta. La forma de comerlas preferida en Galicia es cocida. Desde nuestra tienda de marisco online y pescados te la servimos ya preparada o cruda, para que la disfrutes. ¿Y cómo reconocer que la nécora que vas a comprar es gallega? Pues muy fácil, lo primero porque está riquísima, pero hay más. Si pasamos un dedo por encima de su cuerpo, por el caparazón de la nécora, descubrirás una sensación suave, como acariciar el terciopelo. Si al acariciarlo te parece que estás pasando el dedo por la piel de un melocotón, es entonces cómo sabrás que tienes ante ti un productazo delicioso. Las nécoras frescas que no son gallegas, que provienen de fuera son más lisas y están desprovistas de esas finas vellosidades propias de las de nuestras aguas, como también carecen del excelente sabor que reside en su interior. El color de las nécoras gallegas es de un color gris pardo, las nécoras que no son gallegas son más pálidas. Al comprar nécoras cocidas o nécoras vivas en Cetárea de Burela te aseguras de que todo lo que damos procede de Galicia.